Orgullo y admiración por las compañeras que se han subido a la sede de Endesa en Madrid para denunciar que impiden el autoconsumo en miles y miles de hogares.

A pesar de un viento terrible, las seis escaladoras y resto del equipo de activistas han logrado llegar hasta arriba (45 metros de altura) y desplegar la pancarta:

€NDESA, NOS CHUPAS LA ENERGÍA

Endesa pancarta mano activista

 

Denunciamos de nuevo al oligopolio eléctrico (Naturgy, Iberdrola y Endesa) por sus prácticas maliciosas para ralentizar los expedientes de autoconsumo para evitar que se generalice esta nueva cultura energética y proteger así sus intereses económicos.

https://youtube.com/shorts/AHlvjuYwkE8

 

Los hogares españoles se podrían ahorrar, de media, entre un 40 % y un 60 % en sus facturas de la luz con el autoconsumo colectivo de placas solares en los bloques de viviendas.

Escaladores en la sede de Endesa

 

Endesa pancartas de mano activistas

 

Y mientras el oligopolio impide la instalación de placas solares en edificios de vecinos, 1 de cada 6 personas pasó frío en España el invierno pasado, estos gigantes se forran y retrasan las placas solares en bloques de viviendas, donde vive el 70% de la gente.

 

Endesa activista de pìe


Los activistas terminaron hacia las 16:00 tras la intervención del equipo de bomberos, tras casi 10 horas de trabajo luchando contra el viento y la resistencia del personal de seguridad. 

Una vez más, orgullo de un grupo de personas dispuestas a dar su tiempo, su energía y su libertad para lograr un mundo mejor, un mundo fuera de las cadenas del oligopolio eléctrico que, no solo contamina, sino que no deja a la ciudadanía ahorrar en su factura de la luz avanzando hacia un sistema energético de autoconsumo.