Boletín de junio (2022)

VoluntaGestion GPE
VoluntaGestion GPE Greenpeace • 28 juny 2022

Qué importante es el agua, qué vital es que la protejamos. Ya sean los océanos y sus ecosistemas; ya sean los ríos y acuíferos; el agua es la base de la vida y sin agua está todo la vida de nuestro planeta completamente perdido.

Esta idea simple y radicalmente imprescindible ha sido el leit motiv del mes de junio que ya acaba. El agua nos ha movido a continuar exigiendo que se protejan al menos el 30% de los océanos; el agua ha vivido una manifestación en su Guadalquivir horas antes de las elecciones de Andalucía para luchar contra la sequía; el agua nos ha llevado a Soria a luchar contra las macrogranjas; el agua nos ha hecho bailar en el Primavera Sound; el agua nos trajo nuestro barco Arctic Sunrise hasta las costas de Las Palmas. 

Lo que el agua nos da, que no nos lo quite el ser humano. 

 

Mani acuática en el Guadalquivir para que protejan el agua 

 

Como es habitual, la humanidad parece que no entiende y hace un mal uso de un elemento tan limitado como es el agua. Lo contamina y con ello lo desprecia. Vivimos en el planeta azul porque ella le da ese color. Es esencial para el clima y transforma el aspecto de todo el globo, ayudando en la erosión y el transporte de sedimentos.

Así que, el día previo a las elecciones de Andalucía nos hemos metido en el Guadalquivir a su paso por Sevilla para protestar de forma original y única para demandar protección de nuestras aguas y políticas reales para evitar la sequía y mala gestión del agua. 

Pero no lo hicimos solos, sino con amigos de otras asociaciones, con quiénes nos hemos puesto a corear lemas; nos hemos reído y hemos llamado la atención de todo el que nos vio. Lo único que hemos tratado de hacer es defender la esencia de la vida, que es para lo que existe Greenpeace y todas las asociaciones ecologistas del mundo.

Y es que parece que olvidamos la importancia del agua para la vida, para el medioambiente, para la propia historia. Y es que la misma revolución industrial empezó con ella. Filosofías de todas las épocas se han inspirado en sus propiedades para explicar la vida. Las civilizaciones del mundo se han desarrollado en sus entornos y las migraciones de animales y humanos más importantes del todo el planeta se ven afectados por sus ciclos.

 

 

Gracias a los que se han ocupado de que el día 18 de julio del 2022 sea un día para recordarlo en la memoria de todos los que participamos. La Escuela de Activismo nos está dando la oportunidad al voluntariado de regenerarnos, al tiempo que está aportando un impulso importante a nuestra lucha, ofreciendo la oportunidad a mucha gente ajena a Greenpeace a conocernos y da herramientas para luchar por lo que creemos. Bajo mi punto de vista, la escuela es el camino a seguir.

Donde está presente el agua, se genera vida. Así de simple. No hay mas.

Pepe, activista de Sevilla 

 

Ni en tu pueblo ni en el mío: ¡fuera ganadería industrial!


El pasado 25 y 26 de junio en Noviercas (Soria) nos reunimos gentes de diferentes lugares de España, entre vecinas, ecologistas y público general para participar en una manifestación de repudio a la factible instalación de la mayor macrogranja de Europa (23.500 vacas).

Concurrieron personas de Castilla y León, desde Zamora, Palencia, Valladolid, Soria, Fuensaúco, Peroniel... Así como de otras comunidades como Madrid, Aragón, Castilla-La Mancha, Murcia, Catalunya, Navarra, y de otras poblaciones que quisieron expresar preocupación y apoyo a la gente de la provincia de Soria y del pueblo de Noviercas.

 

El evento se inició al mediodía del sábado con una jornada informativa compuesta de varias charlas referidas al proyecto Noviercas de la vaquería industrial, a las aves esteparias, al pico o monte/serranía del Moncayo como patrimonio natural y cultural, y al abordaje de la situación actual de otros sitios afectados por macrogranjas, particularmente en Castilla-La Mancha. En esta actividad así como en otras complementarias como las dedicadas a niñas y niños, o los conciertos de grupos musicales, asistió un público de diferentes edades que sumaron aproximadamente unas 600 personas, aportando un gratísimo ambiente fraterno y una buena dosis de energía que inundó el evento de punta a cabo.

Entre los asistentes destacados estuvieron los ecologistas de la talla de Pedro Costa Morata y Joaquín Araújo. El primero moderó la jornada de charlas y el debate, y el segundo insufló energía a las/los asistentes, en la marcha final en las cercanías de la serranía del Moncayo, a través de un discurso reflexivo sobre los efectos perniciosos de la ganadería industrial, tanto para la gente como para el medio natural, particularmente el suelo y el agua.

La marcha, cargada de alegría, pancartas, lienzos, cencerros, disfraces y silbatos sumó a todavía más gente, llegando a formarse una columna de unos 1000 manifestantes, que entusiastas y cansados por la sequedad y el esfuerzo caminaron varios kilómetros de ida y vuelta al núcleo urbano del pueblo de Noviercas. La marcha hasta las cercanías del pico Moncayo fue un exitazo, un compendio de energía positiva, colores, de leyendas alusivas a que no queremos ganadería industrial, sino una extensiva, familiar y que respete el medio rural y a sus gentes, permitiéndoles una vida sana y buena en consonancia con los límites biofísicos del planeta (LBP) y que se adecúe a desarrollos económicos y de ocupación de los territorios que estén adaptados a la escala humana, tan sobrepasada por criterios de lucro y perversión, los cuales esquilman el mar, la tierra y afectan a corto y/o medio plazo gravemente la salud y la calidad de la vida en pueblos y ciudades.

Ya el domingo, durante la mañana, se efectuó, como gran cierre formal de la fiesta ecologista de Noviercas, un Encuentro Regional Contra las Macrogranjas en Castilla y León, que con argumentos, intensidad de debate y compromiso, estableció el inicio de una coordinación regional para luchar a favor de la vida humana y la Naturaleza, y contra el despojo socioeconómico y el abuso industrial basado en la ganadería intensiva de vacas, cerdos, gallinas, que desprecia las normas jurídicas o las retuerce como una plastilina para profundizar el lucro y la perversión como su carro de combate.

La Asociación Hacendera, una de las entidades organizadoras del evento merece especial mención por su preocupación y predisposición para liderar procesos como este en el territorio que contribuyan a fortalecer los lazos y el cuidado del entorno. 

Alonso Bórquez, voluntario en Valladolid

La fuerza de una multitud gotas
 

No hay nada que llene más el corazón de esperanza y motivación que ser testigo de lo que pueden lograr un grupo de personas comprometidas por la misma causa. La fuerza y la energía que resultan de hacer las cosas con amor y dedicación son tan poderosas como las olas del mar en plena tormenta, y lo del pasado 11 de junio se puede comparar a una de ellas. Solo que esta vez la tormenta trajo aires de cambio y mareas de revolución.

Y con ese ímpetu y poder salimos en toda España cientos de voluntas a hacernos escuchar, a exigir un cambio, a decir ¡basta! Porque lo que está en juego es la base de nuestro hogar y la cuna de nuestra existencia. Bajo los mismos lemas “Salva los Océanos” y “Sin Peces no hay Océanos” durante 2 jornadas hicimos lo que mejor sabemos hacer como voluntarias de Greenpeace: dejar un mensaje contundente desde la no violencia e informar, porque la ignorancia es la fuente de todo mal. Desde lo micro a lo macro, aunque a simple vista no lo parezca, plantar esa semilla del cambio e iluminar por un momento la conciencia de las personas puede marcar la diferencia.

Impulsadas por esa certeza en todas las comunidades nos pusimos manos a la obra, no nos detuvo el calor, la lluvia o el viento. Tampoco las negativas de aquellos que no querían escuchar, porque fueron muchos los que si se detuvieron a hacerlo. Y como pasa siempre que se tiene una motivación muy poderosa la creatividad también surgió en los grupos: títeres, disfraces, decoración, pintura. Recogimos muchas firmas, logramos un impacto en las redes sociales y llegamos a oídos de cientos de personas.

Misión cumplida, por ahora, porque aún falta mucho camino que recorrer. Sin embargo, creo que debemos celebrar los pequeños logros, y esta actividad nacional es uno de ellos porque demuestra el trabajo, la dedicación, formación, comunicación y preparación que hubo de parte de todo el equipo de Greenpeace. Y por último, me quedo con la sonrisa de satisfacción e ilusión de todas mis compañeras en las fotos y videos de la actividad. Las imágenes valen más que mil palabras.

Debemos estar orgullosas del trabajo hecho y de haber llevado a las personas un poco de nuestra fuerza que se puede comparar a la del mar. Toda acción es importante, y cuando sientas que las negativas te hagan venir abajo, que tu aporte no marca la diferencia o dudes de la importancia de tu rol, recuerda que “El Océano no es más que una multitud de gotas” (David Mitchell).

Juntas somos imparables.

Gabriela Urdaneta, voluntaria de Madrid 
 

Los Océanos, presentes en el Primavera Sound

 

La última vez que habíamos ido al Primavera Sound de Barcelona como grupo local fue en 2019, y teníamos muchísimas ganas de volver a vivir esa experiencia desde el voluntariado.

Soy voluntaria de Greenpeace desde hace unos meses, era la tercera vez que salía a la calle con la campaña de océanos y la primera vez que iba al Primavera Sound, y seguramente esta fue la experiencia más intensa y divertida.

Vincenzo y yo llegamos al Fórum con el mítico traje de Oso, donde nos encontramos a Fernando, Marta y José Luis con agua fría para todas (muy necesario para esos días de calor insoportable).

 

 

La superficie del festival es increíblemente grande, se necesita casi una hora para ir de un lado al otro, pero nuestro stand estaba ubicado entre los escenarios principales, así que veíamos pasar mucha gente.

Después de acabar de montar el stand y de hacer algunas fotos para la web, ¡empezamos con la acción! Aunque no lo parezca, soy un poco tímida, y en las dos salidas anteriores en que había participado estaba bastante nerviosa y me había costado parar a la gente para hablar del Tratado Global de los océanos. ¡Pero empezaron acercarse familias con niños y niñas, y nos lanzamos a explicar la campaña!

Había mucha gente extranjera y muchos nos decían la frase “I don’t speak Spanish”. Aunque no nos rendimos, e intentamos explicar que lo único que pedíamos era una firma. ¡Solo una firma! Una firma muy importante, ya que querer proteger al océano significa proteger a todo el mundo, no solamente la naturaleza y los animales marinos, sino también a nosotras, los seres humanos, los que realmente representan la amenaza más grande del planeta entero.

¡Y lo conseguimos! ¡Paramos a gente de todas partes! Y vimos que eran conscientes del problema y que están dispuestas a hacer algo para salvar el Planeta.

Sigo siendo positiva y pienso que todos se pueden dar cuenta, así como yo me desperté y entendí que era importante no solo conocer, también pasar a la acción, “cuál esa sea, lo importante es empezar”.

Por eso creo en el trabajo que se hace en Greenpeace y en la calle, ya que el diálogo es una herramienta potente. No puedo estar más contenta de ser una #VoluntaGP para provocar un cambio a mejor en esta sociedad.

Elisabetta, voluntaria de Barcelona

 

Encuentro canario en el Arctic Sunrise

 

El último fin de semana de junio hemos celebrado un encuentro muy especial: voluntas y soci@s de las Islas Canarias nos hemos reunido en el mismo Arctic Sunrise, uno de los barcos emblema de Greenpeace. 

¿Y cómo ha sido posible? Gracias a que el Arctic Sunrise se encuentra en el puerto de Las Palmas desde hace unas semanas para trabajos de mantenimiento, antes de salir a la mar a seguir haciendo trabajo de investigación en alta mar.

En este encuentro también se han juntado las diferentes partes del mundo de Greenpeace, y eso es algo que nos fascina; nos hemos mezclado voluntarias y socias, estas últimas han podido no solo visitar al barco sino ver como funcionamos en el voluntariado; de hecho, unas cuantas ahora forman parte del voluntariado y ya han comenzado a involucrarse en proyectos, como Marta que está muy preocupada por los vertidos de esta isla y que, junto con Maite de Tenerife, está formalizando un proyecto para combatir este problema tan grande en las Islas Canarias.

Para nosotras isleñas canarias es algo grande el que hayamos ganado presencia de Greenpeace en Fuerteventura a través de Teresa, socia de esta isla, que también se siente motivada para contribuir y materializar un proyecto de movilidad en su capital, Puerto de Rosario.

La suerte de estar a bordo del Arctic Sunrise hizo que se mezclaran tripulantes, socias, voluntarias y staff de Greenpeace España, y hemos aprendido mucho las unas de las otras.

Los días se nos hicieron cortos, la verdad, disfrutamos mucho con los diferentes talleres, en especial el de crear unos proyectos territoriales concretos, que esperamos se hagan realidad de aquí en adelante. Ha sido de lo más entretenido escuchar a Pablo, actualmente operador de radio en el barco y activista con toda su alma, contar sobre la vida en el barco, las campañas y acciones, y sobre su propio comienzo como voluntario en Argentina. También hablamos de Ecofeminismo, de las campañas de Greenpeace, y muchas cosas más, todo con una preciosa conexión entre mucha gente que en algunos casos acababa de conocerse.

Sí, también hubo una fiestita en el helideck, pero ya saben... Lo que pasa en el barco, se queda en el barco, dicen ;-) Así que aquí me quedo...

Queremos agradecerles a todas las que han hecho posible este encuentro y, en especial, al capitán Sergei, a su primer oficial Raphael, y a toda la tripulación, la paciencia que han tenido con el nido de hormiguitas que ocupó el barco este fin de semana, y decirles que son todas una gente maravillosa.

Heike Schirmer, voluntaria de Las Palmas


 

¡Éxito! Logramos que el Ayuntamiento de Pamplona contemple bonificaciones fiscales a las instalaciones de autoconsumo

El grupo local de Pamplona-Iruña comenzamos hace un tiempo un proyecto territorial para fomentar el autoconsumo eléctrico en nuestra ciudad. Después de hacer incidencia política, de aportar nuestro granito de arena a la “Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático Pamplona 2030”, de organizar unas Jornadas Informativas sobre Autoconsumo y de sufrir el parón de la pandemia, finalmente el Ayuntamiento ha publicado su Plan de Acción.

El objetivo concreto que nos habíamos marcado en el proyecto era conseguir que el Ayuntamiento de Pamplona ofreciera exenciones y bonificaciones fiscales (IBI, ICIO…) a las instalaciones de autoconsumo, cosa que no hacía, y adicionalmente promover este tipo de instalaciones en las comunidades de vecinos del entorno de los voluntas del grupo.

El plan del Ayuntamiento se debe ir desarrollando de ahora hasta el 2030, de modo que lo publicado no concreta esas bonificaciones, pero sí que menciona que el plan “debería incluir una reducción del CIO inicial y del IBI durante los varios años con una potencia mínima instalada y una bonificación del IAE”.  

Si bien no se concreta una bonificación fiscal como teníamos por objeto, al menos se menciona ese compromiso, y además se dota a esta línea de actuación con más de 252MM€ entre inversión pública y privada, casi un 30% del presupuesto total de la “Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático Pamplona 2030”, lo cual se interpreta como que esta línea de actuación es uno de los pilares importantes de dicho plan.

Creemos que esto es una “victoria parcial”. Estamos en el camino para conseguir el objetivo del Proyecto Territorial de Autoconsumo que nos habíamos marcado en el grupo local de Pamplona-Iruña. Ahora, a seguir animando e informando a la gente de nuestro entorno para la promoción de placas solares o comunidades energéticas.

Javier Corcuera, volunta del Grupo Local de Pamplona-Iruña

 

BREVES (pero imprescindibles)

 

- Zaragoza con Canal Roya

Imagen

- Almería, premio DUNA 2020 por la lucha contra el hotel de los Genoveses



Imagen

 

- Pontevedra, un año más contra las celulosas de ENCE


Imagen

 

- Albacete en el Festival Esfera Planeta de Higueruela

Albacete Día Medio Ambiente

 

- Madrid contra el Scalectrix del Puente de Vallecas

Scalectrix Puente Vallecas