Me gusta escribir

Me gusta escribir para compartir, para contaros las cosas que nos pasan en nuestro grupo, de igual manera que me gusta leer las experiencias de otros grupos en este espacio, sería curioso saber, cómo hemos vivido cada uno de nosotros la misma acción, en este caso una línea roja, que consistía en pegar carteles para pedir el alto el fuego en Gaza.

En el grupo que teníamos en Gran Canaria, era una primera vez, para todas, lo que significa un poquito de nervios, un poquito de risa fácil y un mucho de entusiasmo. Tengo que dejar por escrito (de palabra ya lo he hecho) mi agradecimiento a las compañeras, que se mostraron dispuestas a todo, con mucho humor, con muchas ganas, pero sin dejar de lado la precisión y el buen hacer a la hora de acometer la acción.

Lo que no contábamos era con que nos invadiese una euforia después de pegar el primer cartel, que nos gustase tanto aplicar el engrudo (gracias, 🤗 Irene por la producción) con una brocha de pintor, que estuviésemos de acuerdo en todo, en elegir el mejor emplazamiento, en repasar los contornos con una escoba (sí, sí, armadas con escoba íbamos…) para que nuestra pequeña obra de arte no quedase a merced de las inclemencias del tiempo o de algún desaprensivo que intentase arrancarla, (NO por dios), no contábamos con que nos invadiese una pequeña ola de satisfacción al ver los poster fijados en las paredes,….. con la fluidez con que fuimos rotando las funciones para que todas pudiésemos pegar/colocar/vigilar/fotografiar (esto último creo que le tocó más a Clara 🙌 …  )

 Tampoco contábamos con que un simpático propietario de un negocio de restauración cercano nos pidiese por favor que pusiéramos un par de carteles en el cristal de su negocio (UFF, menos mal que era eso, pensábamos que era un policía, como miraba tanto...), no contábamos que una vecina que paseaba a su perro esa noche nos mostrase todo su apoyo… tampoco contábamos con encontrarnos con amigos que casualmente paseaban aquella noche por esa calle y te preguntan perplejos ¿¿qué estás haciendo??

Pero lo más inesperado de la noche, estaba por llegar: en uno de los últimos emplazamientos que habíamos elegido, una pareja se detiene frente al cartel aún fresco por el engrudo (cartel del artista Shepard Fairey, conocido como OBEY, adaptación de una fotografía del reportero gazatí Belal Khaled.). El chico mira la fotografía y yo siento que debo explicarle lo que estamos haciendo, primero en español, pero luego me contesta en inglés, con lo cual debo hacer un esfuerzo para contárselo (mi inglés no es muy bueno, desde luego…. Vanessa! 🖐️ ¡¡I need you!! Pero estaba una manzana más allá… ) finalmente me hago entender y el chico me cuenta que ha reconocido la obra porque ÉL TAMBIÉN ES PALESTINO!!! Venían de pegar carteles con la bandera palestina, unas calles más abajo, y nos da las gracias también por lo que estamos haciendo…. NO ES CASUALIDAD????

 

💚    “Es lo que tienen las casualidades: que a veces significan más cosas.”  💚