Ecofeminismo a los dos lados del charco

Marta González Martín
Marta González Martín Greenpeace • 1 Ekaina 2022

Una de las cosas que más me gustan de Greenpeace es que sea una organización internacional. Esto es algo que nos permite conocer y compartir experiencias con personas y culturas de todo el mundo, y siempre resulta un aprendizaje muy rico.

Nos convertimos así en una gran familia donde en un montón de países diferentes puedes encontrar compañeras con las que compartimos valores, retos y sueños.

Uno de estos valores que nos unen es el Ecofeminismo, un concepto sobre el que estamos aprendiendo,  descubriendo día a día las oportunidades que nos ofrece para poder entender el mundo como un lugar donde merece más la pena estar si nos cuidamos, si vivimos en sintonía con los límites de nuestro planeta y dónde disfrutemos de lo que hacemos en un ambiente libre de violencias, en el que cada persona aporte desde sus propias capacidades y respetando la diversidad.

En 2021, en plena pandemia de Covid, y tras haber pasado el mes de marzo, recibí en una de esas listas internacionales un correo de Noelia Romero, coordinadora de voluntariado en Argentina, en el que nos adjuntaba un dossier que recogía un montón de actividades llevadas a cabo por las voluntarias de ese país, en torno al 8M, Día Internacional de la Mujer. 

Me llamó mucho la atención y contacté con ella, iniciando así una conversación juntas acerca del trabajo para integrar el Ecofeminismo y la labor tan importante de las voluntarias que empujan para ello. 

Así, tras varios meses, acabamos preparando un encuentro ecofeminista (virtual) para las voluntas de Argentina, Colombia, Chile y España. Las participantes del grupo violeta de GPE y yo misma, estábamos muy emocionadas de conocer a las compañeras al otro lado del charco y poder tener este espacio donde conocernos y compartir experiencias, dificultades y oportunidades. 

Fue muy enriquecedor darnos cuenta de que compartimos las mismas ganas de aprender, de seguir avanzando en generar espacios y dinámicas más ecofeministas, que pongan la vida en el centro, y también soñar con acciones conjuntas para el futuro, incluido un tour de barco ecofeminista en el mes de marzo ;)

"Sólo las personas que sueñan pueden volar", así que seguimos avanzando para conseguir un mundo ecofeminista, y con cuantas más personas mejor. Aquí, allá, y en todos los lugares del planeta.

Gracias a las voluntarias del grupo violeta y de Greenpeace Andino por su participación y su entrega en este encuentro, que esperamos sea el primero de un bonito camino juntas :)