En las calles para denunciar la violencia contra la mujer y el Black Friday

Lara Colmenarejo López-Tapia • 1 Abendua 2022

Este 25N ha sido diferente. El 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y, además, este año ha coincidido con el Black Friday.

Ambas fechas son de especial relevancia para el movimiento Ecofeminista. Desde el Grupo Violeta de Madrid queríamos llevar a cabo una actividad que nos permitiera combinar ambos eventos y salir a la calle para reivindicar el 25N visibilizando la violencia que sufren las mujeres en la industria de la moda low cost que el Black Friday alimenta.

Tras varias reuniones para proponer y aterrizar la idea, decidimos llevar a cabo una performance representando la explotación, violencia y abusos que sufren las mujeres por parte de esta industria, partiendo de la base de que, tanto el hiperconsumismo como la explotación de las mujeres, están directamente relacionados con el sistema capitalista y el heteropatriarcado.

Para lograr transmitir esta idea, se definió un rol que representara al capitalismo heteropatriarcal rodeado de bolsas de ropa de las marcas Inditex, Shein, Amazon y H&M, arrastrando a trabajadoras esclavizadas, encadenadas al sistema y a sus herramientas de trabajo, como la máquina de coser.

25n

Por otro lado, para reforzar el mensaje, elaboramos carteles con lemas como “Moda low cost = Derechos low cost” o “La esclavitud en 2022 existe: se llama fast fashion”, además de un código QR con enlace al blog redactado por Nerea Ramírez (Coordinadora del Área de Ecofeminismo de Greenpeace España) relacionado con las consecuencias que tiene el actual modelo de consumo sobre las mujeres.

25n25n

Por si esto fuera poco, estuvimos de suerte y pudimos contar con la participación de compas del Grupo Violeta que vinieron desde otros lugares y se sumaron a la actividad. Con todo ello, pudimos acudir a la manifestación del 25N convocada en Madrid y exponer la problemática en las calles, visibilizando esta violencia.

25n

Gracias a todas por vuestra participación y ¡seguimos!

Lara Colmenarejo López-Tapia, voluntaria del Grupo Violeta