El sábado 25 de noviembre, Greenpeace se sumó a la concentración que la Plataforma Feminista Gironina realizó en la avenida Ramon Folch de Girona para denunciar la violencia machista y los feminicidios.

La concentración reunió a decenas de personas, entre ellas representantes de Greenpeace, que se sumaron a la performance en la que las participantes se pintaron las manos con pintura roja en señal de protesta.

También se leyó un manifiesto en recuerdo de las víctimas y supervivientes de la violencia machista, y se guardó un minuto de silencio.

En el manifiesto, la Plataforma Feminista Gironina denunció que la violencia machista es una realidad que afecta a todas las mujeres, independientemente de su edad, raza, clase social o orientación sexual. También criticó el discurso negacionista promovido por la extrema derecha, que busca ocultar la realidad de la violencia machista.

Greenpeace expresó su apoyo a la lucha contra la violencia machista y reclama a las instituciones que tomen medidas para erradicar esta lacra social.

Files