5J Día Mundial Medio Ambiente 2021

Juan Martinez Lopez • 15 juny 2021

En Oviedo, a las 11,15 delante de la iglesia prerrománica de san Julian de los Prados, a la entrada de la autopista "Y" nos reunimos voluntari@s y simpatizantes de ApC (Asturies pol Clima) y otras organizaciones ecologistas y ciudadanas para comenzar un recorrido hasta otra de las joyas de la arquitectura prerrománica asturiana, santa María del Naranco, con parada intermedia en la Llosa, plaza encima de la estación de ferrocarril de Renfe-Feve.

Todo para celebrar el día mundial del MA. 

Desde hace 15 años este día se organiza y se celebra en Asturias por varios colectivos ecologistas, cada año en una localización diferente, siempre relacionada con alguna problemática medioambiental. Este año ha sido el primero en que claramente bajo la iniciativa de ApC se ha consensuado una concentración conjunta con otros colectivos sociales y ciudadanos para hacerla más unitaria.  Y se ha elegido Oviedo para escenificar la ambivalencia que hay aún en muchos municipios asturianos con poca visión del problema central de la emergencia climática y donde aún no saben o no quieren vincular desarrollo con habitabilidad . En Oviedo, concretamente hemos buscado visibilizar una clara contradicción entre lo que propone la administración local, la construcción de una autovía que pasaría justo por debajo del monte Naranco, poniendo en peligro dos de esas joyas prerrománicas como son Santa María y san Miguel de Lillo, y la alternativa a este desmán constructivo que además continua en la misma linea tradicional y desfasada de primar el tráfico urbano con vehículos privados por una visión más ciudadana,  más humana, sostenible y ecológica, reivindicada por los vecinos de la creación de un parque urbano en Santullano.

Por esto, esos dos símbolos de lo antiguo, el desarrollismo sin mirar sus consecuencias (san Julian de los Prados al borde mismo de la autovía con todos los riesgos ambientales, ruido, contaminación aérea, que para el monumento su proximidad conlleva ) y el riesgo de perseverar en esta destrucción histórica, artística y monumental que supondría la apertura de un ramal de autovía en túnel por debajo de Santa María del Naranco.

Entre medias, una parada sobre la estación del ferrocarril de la Llosa para reclamar un plan estratégico, en  presente, de movilidad e intermovilidad basada en el uso del ferrocarril de cercanías como elemento vertebrador de la comunidad y alternativa al uso de vehículo privado contaminador.

Al final de la subida al Naranco hemos aprovechado el precioso y soleado día para celebrar una comida de "prau" entre tod@s l@s participantes, compañer@s ecologistas, para conocernos un poco mejor, amenizada con un grupo de "pandereteiras" que ejecutaron varias piezas tradicionales y alguna original.

Greenpeace Asturias ha colaborado desde el principio en la organización y la logística de esta manifestación.

Files