Boletín 24/9/2021

VoluntaGestion GPE Greenpeace • 24 Septiembre 2021

ESPECIAL MOVILIDAD

Este Boletín de Movilización, viene con una edición especial, donde hacemos un repaso a cómo ha ido avanzando la campaña de Movilidad, cómo se ha recibido esta desde los grupos locales, y por su puesto la visión de estás últimas actividades contada por sus protagonistas: ¡la Red de Voluntariado de GP! 

Adrian Férnandez, Coordinador de la Campaña de Movilidad, nos hace un resumen del trabajo de estas semanas y de lo que está por venir:

Este mes de septiembre ha sido diferente a los demás. Y no porque hayamos visto un cambio significativo, sino por todo lo contrario: el tráfico está volviendo a invadir las ciudades hasta el punto de que durante la semana de la movilidad, ¡volvimos a alcanzar los atascos prepandemia! Habíamos descubierto que nuestras calles son más habitables cuando hay menos coches, y aunque parezca que no hemos aprendido nada, estamos en un momento donde podemos cambiar muchas cosas. Y cambiarlas a mejor.

Por eso para esta Semana de la Movilidad hemos optado por una reivindicación algo diferente. Ya sabemos que reducir el tráfico es mejor para el medio ambiente, (¡obvio!) pero también queríamos recordar que cuando se reduce la dependencia del coche, la vida mejora para todas las personas. Porque una sociedad no es más justa cuantos más coches tenga cada familia, sino cuanto menos necesitemos depender del coche para vivir. Así lo contamos en nuestro video bajo el lema "Movilidad para Todas"

Con este mismo mensaje nuestros grupos de voluntas salieron a la calle en 24 ciudades. En una de las salidas con mejor acogida de esta campaña (gracias!!) recorrieron sus calles para denunciar la falta de espacios sostenibles o, por el contrario, señalar aquellos espacios donde es más fácil caminar o ir en bicicleta. Este excelente trabajo de documentación de nuestros grupos nos ha servido para ilustrar el dossier que sacamos con motivo del día sin coches denunciando el aumento del tráfico rodado tras la pandemia.

Pero no solo de coches ha tratado la Semana de la Movilidad. Nuestra campaña #MásTrenesMenosAviones ha seguido su recorrido para pedir una red ferroviaria más justa y asequible. Nuestro tren fue uno de los protagonistas del Festival Cultura Inquieta donde el grupo local de Madrid explicó los objetivos de la campaña a quienes asistían a los conciertos. Un tren que se estrenó en Barcelona, en la protesta contra la ampliación de El Prat el pasado mes de julio y que ahora estamos más cerca de parar gracias a la presión realizada junto a los colectivos que estamos agrupados en ZeroPort. Parecía imposible, ¡pero lo vamos a conseguir!

Aunque esto no acaba con la ampliación, sino que seguimos trabajando para que las instituciones dejen de apoyar las industrias contaminantes. Eliminando los beneficios fiscales del queroseno o la fiscalidad injusta que hace que un billete de tren nos cueste el doble que uno de avión. Un trabajo técnico y político que tendrá su reflejo también en la movilidad urbana, con la inmediata tramitación de la Ley Estatal de Movilidad o la implantación de 150 Zonas de Bajas Emisiones el próximo año. Un hito en el que habrá que convencer en la calle a nuestros alcaldes y alcaldesas de que necesitamos una movilidad más justa y sostenible y para eso ¡Hacen falta #VoluntasGP!

HACKEANDO SEÑALES DE TRÁFICO

  • ¡Oh, sorpresa! ¿Esta señal estaba aquí anoche?
  • Claro que no, ¡estas señales han sido 'hackeadas' por personas voluntarias de Greenpeace!
  • Pero, ¿y eso?
  • Pues que están exigiendo 'Movilidad para todas las personas', ya que las ciudades están completamente sometidas al uso abusivo del coche y la gente está harta de calles estrechas, de falta de zonas peatonales para moverse libremente, de que las personas en sillas de ruedas vean muy complicado desplazarse sin apoyo o que el transporte público tenga mucho margen de mejora.

Podríamos decir que esta fue una posible conversación que se dio en alguna de las 24 ciudades en las que se llevó a cabo esta actividad. Desde Greenpeace se ha querido poner el foco en los problemas de movilidad que se dan en los entornos urbanos y, para ello, se han establecido y pegado señales de tráfico que señalaban el exceso de coches, el mal estado de las aceras o el escaso espacio dejado para los peatones.

Alejandro Dominguez, nos cuenta cómo fue esta actividad con su grupo en Gran Canaria:

Una vez más salimos a la calle a denunciar las carencias de la movilidad urbana en las islas. El transporte por excelencia en las islas es el coche, y aunque recientemente los Cabildos lanzan pequeñas propuestas de espacios para el ciudadano de a pie; esto se queda siempre en un esfuerzo de mínimos. Por ello hemos salido a denunciar la necesidad de transformar las transitadas calles de Las Palmas de Gran Canaria en espacios más accesibles para el ciudadano. 

En este sentido, pudimos denunciar públicamente la necesidad de cambios en calles como Rafael Cabrera, la Avenida Primero de Mayo, el Puente de Piedra; y justificamos la necesidad de estos cambios por la cercanía de colegios aledaños a estas calles como el conocido Colegio San Ignacio Loyola. 

Desde el punto de vista del voluntariado estas actividades son siempre excitantes, y aunque necesitan de bastante tiempo de preparación; no hay nada imposible para los #VoluntasGP, que con tiempo y dedicación llevamos a cabo cualquier proyecto que nos pongamos por objetivo.

  • Aquí os dejamos una serie de fotografías que resumen el trabajo de los voluntarios y voluntarias para sensibilizar a la población en materia de movilidad sostenible. ¿Se dará cuenta la población de que tenemos aún mucho que mejorar?

PARKING DAY

En la semana de la Movilidad, tenemos un histórico de Parkings Days con los que reivindicar más espacio para las personas y menos para los coches, este año, algunos grupos además de hacer las actividades propuestas de Hackeo de señales y localización de puntos conflictivos, se han animado a realizar también esta actividad, como en Barcelona o Mallorca, desde dónde Fco. Javier Soto,  nos lo cuenta en primera persona:

Septiembre, termina el verano y nos desperezamos. ¡¡Ahh volver a la rutina!!. Llegó la reunión del grupo local de septiembre, hay que ver cómo estamos y las fuerzas con las que contamos para todas las actividades que vienen, además de las actividades programadas para la semana de la movilidad (una de ellas de líneas rojas que es de las que nos gustan), llega la invitación del Ayuntamiento de Palma de participar en el Parking Day, pero, ¡buff! es el mismo día que la concentración contra las ampliación del aeropuerto que teníamos prevista y no queda mucho tiempo para prepararlas, pero nos organizamos, hay una volunta que se ofrece como responsable y juntos sabemos que podremos sacarla adelante.  

Durante las dos semanas siguientes, decidimos qué actividades vamos a realizar en el parking day, qué personas vamos a participar, y gestionamos los permisos del ayuntamiento. Trabajamos duro cambiando y adaptando las actividades al tiempo y las fuerzas con las que contamos, y llega el día 17 ¡todo preparado! Hemos preparado un montón de materiales y estas actividades: 

  • Un espacio para jugar al Rol con temática sostenible
  • Una exposición sobre movilidad sostenible
  • Una encuesta sobre cómo se percibe la movilidad en la ciudad.
  • Un espacio para que grandes y pequeñas den su toque de ideas y de color sobre la movilidad sostenible y hackeen las plantillas del tren y autobús que hemos aprovechado de semanas de la movilidad pasadas.

El resultado es que las personas que nos visitaron quedaron superagradecidas con nuestra presencia y con los mensajes que transmitimos, y nosotras, cansadas pero contentas por cómo salió todo y por vernos personalmente, ¡ya lo necesitábamos!, y satisfechas por comprobar que podemos hacer todo lo que nos propongamos si de verdad creemos en ello.


CONTRA LA AMPLIACIÓN DE AEROPUERTOS

Algunos grupos han estado especialmente ocupados esta semana, convocados el 19 de septiembre en Madrid, Mallorca y Barcelona contra la ampliación de aeropuertos, hasta Barcelona se desplazaban voluntas de Badalona, Girona y Tarragona, Maria Claustre Jové, voluntaria de Greenpeace en Tarragona i Terres de l’Ebre, nos comparte su experiencia ese día y las razones para frenar estas ampliaciones.

¿Es necesaria la ampliación de los aeropuertos en el actual contexto de emergencia climática? Evidentemente, la respuesta es NO.

El pasado domingo día 19 de Septiembre tuvieron lugar concentraciones a nivel estatal contrarias a los proyectos de ampliación de varios aeropuertos españoles: el  aeropuerto de Son San Joan, ubicado en Palma de Mallorca, el aeropuerto de Barajas, sito en Madrid, y el aeropuerto Josep Tarradellas, que se encuentra en el Prat de Llobregat, convocadas por la “Xarxa per la Justícia Climàtica “ (Red para la Justicia Climática) i por la plataforma Zero Port. Todas estas concentraciones contaron con el apoyo de asociaciones ecologistas y de defensa del medio ambiente (entre las cuales se encuentra Greenpeace), así como de diversas asociaciones vecinales y del sector agrario.

Tuve ocasión de asistir a la concentración que tuvo lugar en Barcelona, que fue la más multitudinaria. La población, en la que se incluyen entidades ciudadanas  y ecologistas, así como el sector agrario de la zona, se encuentra especialmente sensibilizada por el proyecto de ampliación del aeropuerto del Prat, ya que afectaría a un espacio natural especialmente protegido, como es el Delta del Llobregat en el cual se encuentra la laguna de la Ricarda. Este paraje cuenta con una rica biodiversidad de flora y fauna, está incluido en el Plan de Espacios Naturales de Cataluña y en la Red Natura 2000. Se trata, pues, de un enclave que se encuentra dentro del amparo  de conservación tutelado por la Unión Europea.

Por esto, la ampliación de la pista de aterrizaje comportaría un triple efecto: durante la construcción, se daría una sobreemisión de CO2 por las obras; una vez ejecutada, un incremento de la frecuencia aérea y, por lo tanto, un aumento de las emisiones  y, por último, la desaparición de la cubierta vegetal y de las marismas, que son fijadoras de CO2, así como la desaparición de terrenos dedicados actualmente a la agricultura. Dado que el avión es el medio de transporte más contaminante, no tiene cabida  en el actual contexto de emergencia climática. 

En mi opinión, los gobiernos deberían priorizar sus inversiones en medios de transporte menos contaminantes, especialmente en trenes y  en infraestructuras ferroviarias. Hago mía la frase que se podía leer en una de las pancartas: “Ya basta de destruir el territorio. O rebelión o extinción”

 

EL TREN DE LA SOSTENIBILIDAD

Para frenar la emergencia climática, tenemos que ser capaces de movilizar a muchísima gente, y para eso hay que estar en muchos sitios y muy diferentes, cómo contaba Adrián, una de esas oportunidades fue la participación en el "Festival Cultura Inquieta" en Getafe, dónde llevamos el tren que protagonizó la campaña #MásTrenesMenosAviones, y en donde Laura Reboul, volunta de Madrid estuvo participando para transmitir ese mensaje a quién pasara por allí y dónde además el grupo de Madrid está realizando un proyecto territorial. 

Poco a poco en Greenpeace vamos recuperando la normalidad y volviendo a las actividades de calle. El fin de semana pasado el grupo de Madrid estuvimos en un festival Cultura Inquieta organizado por el ayuntamiento de Getafe de contracultura donde nos llevamos nuestro tren para hablar con las personas que se acercaban de la importancia de utilizar más el tren como medio para desplazarnos y de exigir cambios en las políticas de transporte.

Getafe es uno de los cinco municipios con los que hemos estado trabajando desde el equipo de incidencia política, para conseguir que los municipios más poblados de Madrid se comprometan a promover una movilidad más sostenible. Este año conseguimos que firmaran un Pacto por la Movilidad Sostenible, con lo cual era especialmente interesante que fuéramos allí con nuestra campaña de #mástrenesmenosaviones.

Durante el sábado estuvimos hablando con muchas familias por la mañana y por la tarde las voluntarias disfrutamos de algunos de los conciertos que hubo. Un día muy completo desde luego. Es una maravilla que se vayan retomando estas actividades y volviéndonos a encontrar físicamente, para poder seguir concienciando en estos tiempos tan difíciles. 

 

EN PLENO A DEFENDER MADRID CENTRAL

Sin duda la movilidad es un tema estrella para el grupo de voluntariado de Greenpeace en Madrid, no en balde es una de las ciudades con mayor contaminación, Miguel Perez-Lozao, nos transmite la “penúltima” actividad que han realizado para defender Madrid Central. 

Una de las prioridades que desarrollamos en el grupo de Madrid es la movilidad, que bascula entre ciudades y movilidad alternativa, campañas que Greenpeace desarrolla en diferentes países. Es una muestra clara de cómo lo global se plasma en lo local, y cómo en nuestro territorio podemos contribuir a la reducción de emisiones y a evitar la pérdida de biodiversidad.

En nuestra vida cotidiana como ecologistas, lo que comemos, lo que compramos y cómo nos movemos son elementos fundamentales. Y, para ir más allá, intentar conseguir cambios que marquen la diferencia. Lamentablemente en Madrid no es momento de avances (ya tenemos bastante con "la libertad") y con frecuencia miramos con envidia a otras ciudades: nuestros empeños pasan por defender lo que tenemos y que no retrocedamos demasiado.

Almeida, el alcalde que llegó para cargarse Madrid Central, se topó con Greenpeace, en nombre propio (cortando Alcalá, en los juzgados…) y en nombre colectivo, formando parte de la Plataforma en Defensa de Madrid Central, ahora Respira Madrid, co-organizando reuniones políticas, escribiendo alegaciones de miles de páginas y, sobre todo, organizando una gran manifestación histórica hace un par de años. La ciudadanía le dijimos a Almeida que no podría cargarse Madrid Central, una zona de emisiones simbólica, aunque, la verdad… más bien pequeñita.

El pasado lunes 13 se aprobó la nueva Ordenanza de Movilidad que, si bien no deroga Madrid Central, sí lo degrada. Llegó con intensas polémicas, idas y venidas palaciegas (incluyendo tránsfugas), que hemos lamentado y contestado por el retroceso que suponen pero, sobre todo, por la oportunidad perdida de avanzar en una movilidad propia de ciudades sostenibles y coherentes con el siglo y con las crisis que vivimos.

Y ¡ahí estuvimos!, protestando en la calle e interrumpiendo el pleno, en una intensa “Semana de la movilidad”, usando pancartas que vio mucha gente y fueron hechas con marca de la casa (donde podéis suponer), aunque se escribieron en plural. Y ¡ahí seguiremos!, con pancartas amarillas o del color que toque, para pedir carriles bici, para frenar la ampliación de Barajas, con la huelga climática y en mil proyectos que aún tenemos por librar.

Escalador desplegando una pancarta con el texto "Menos trenes..."

EN EL CURSO BÁSICO DE ESCALADA

Aunque la parte pública, ha sido Movilidad, en la parte invisible han seguido ocurriendo cosas, y es que sin preparación y formación no podríamos hacer nada y precisamente de Movilidad era la pancarta con la que estuvieron haciendo prácticas en el curso de escalada. Vili, activista de Pontevedra nos cuenta su experiencia preparándose para la acción.

Las acciones de Greenpeace son una parte esencial de la organización, quizás lo que nos da mayor visibilidad y nos permite proyectar más lejos nuestras denuncias. Una parte esencial de estas acciones es el equipo de escalada. Siempre admiré esa especie de mujeres y hombres araña que tanto suben por una estructura o la maroma de un barco, como se descuelgan de un puente. Cómo se mueven con destreza y seguridad, con el vacío siempre abajo, para colgar una pancarta, o impedir el paso de una caravana de camiones cargados de armas. Los ves allá arriba, y me pregunto si desde allí, colgados a una cuerda, los conflictos se verán desde una óptica diferente… Con estos interrogantes, comienzo, junto con mis compañeras y compañeros, el CBE.

Empezamos con unas breves explicaciones de fuerzas y del material. Todo era nuevo para mi y a medida que nos repartían el material tienes que ir sujetándolo a un punto determinado del arnés. Y yo pensando en que como nos pidan que lo desarmemos y armemos todo, ¡no se ni por dónde empezar! Y después de la teoría, ¡llega lo bueno! A subirse a las cuerdas, inicialmente a tan sólo un par de metros de altura. Ah, ¡esto si! ¡2 metros, sin problema! Pero al poco ya estábamos practicando a 6 metros de altura... La primera vez que llegué a esa altura, me sentía como si nunca hubiera estado tan alto ¡y que mis pies echan de menos el suelo! … ¡Buf, esto se está complicando! Pero al cabo de un par de horas, ya casi me siento como un gato que se sube a las ramas de un árbol.

Hubo momentos muy excitantes, en los que tienes que enfrentarte a ejercicios que nunca has realizado, pero buscas la concentración que el momento demanda y los llevas a cabo cada vez con mayor soltura y seguridad. La práctica que más me gustó fue la realización de rescates, quizás por lo que implica, ayudar a una compañera y sentir que somos un equipo y pensamos en la seguridad de todos y todas. Poco a poco vas tomando dominio de la situación, la seguridad en ti mismo crece, y ahora si piensas que quizás un día estarás tú en una acción, ¡desplegando la pancarta en equipo!

También tuvimos momentos de relajación, de charla, de compartir risas e historias. Siempre salgo fortalecido en los encuentros de Greenpeace, pero este curso es quizás el que más disfruté, y estoy muy agradecido a mis compañeros, compañeras y profesores de escalada de Greenpece por crear este ambiente único.

La última práctica consistía en colgar una pancarta enorme entre tres escaladores. Teníamos apenas 30 minutos para salir, subir, desplegar la pancarta y recogerla. Sales rápido, rápido, realizas tu trabajo, y cuando estás arriba descubres que sí: la visión de los conflictos es la misma desde allá arriba que desde abajo. Pero arriba o abajo da igual, la clave es que estás luchando por lo que crees, y te sientes afortunado por poder ser partícipe del cambio.

Proyectos Territoriales de Movilidad

Y acabamos este especial haciendo un repaso algunos de los proyectos territoriales dedicados a la movilidad. ¿Qué que son los proyectos territoriales? Pues proyectos DISEÑADOS por #voluntasGP en base a las necesidades de sus territorios, para aterrizar lo global en lo local y conseguir cambios reales en su entorno.  Desde que lanzamos esta herramienta a principios de 2020, son numerosos los grupos locales que os habéis animado a poner en marcha uno. Algunos de estos proyectos ya eran líneas de trabajo que venían desarrollando los grupos locales por su cuenta, otros han sido creados ya bajo la estructura de proyectos territoriales. En la actualidad tenemos 8 proyectos territoriales aprobados. La mitad de ellos tienen por objetivo conseguir mejoras en la movilidad de nuestras ciudades y pueblos, echadles un ojo ¡¡porque nada inspira más que los buenos ejemplos!!

Cinturón Sur de Movilidad Sostenible (Madrid)

El objetivo de este proyecto es influir en la política de movilidad de la Comunidad de Madrid en particular en los seis ayuntamientos del llamado Cinturón Sur: Getafe, Fuenlabrada, Móstoles, Alcorcón, Parla y Leganés. Un proyecto de incidencia política que había arrancado ya antes de que existiera la modalidad de proyectos territoriales y que ha tenido como uno de sus hitos más importantes la firma de un pacto entre los municipios del cinturón sur de Madrid  en marzo de 2021, en el que se comprometían  llevar a cabo ocho medidas propuestas por Greenpeace para mejorar el transporte público, la calidad del aire y los espacios peatonales y ciclistas.

Nueva Andalucía Barrio Amable (Almería)

El proyecto Nueva Andalucía Barrio Amable echó a andar en enero de 2021 y tiene como objetivo conseguir la pacificación y amabilización de las zonas aledañas a los centros educativos del barrio de Nueva Andalucía (Almería). Para ello, buscan cambiar la fisionomía de las calles del entorno para garantizar que sean zonas de velocidad  30 o 20 km/h , consiguiendo una disminución real del tráfico rodado en el reparto modal de la zona y produciendo un incremento del número de alumnxs que acuden al centro educativo con medios de transporte sostenible. 

Por ahora el grupo local ha iniciado una plataforma con todos los centros educativos del barrio con la idea de que haya una mayor presión social  que demande estos cambios. También ha realizado una encuesta entre padres, madres, alumnado y profesorado sobre sus hábitos de movilidad, ha comenzado a hacer movilizaciones con el alumnado y ha realizado un diagnóstico de las carencias del barrio en materia de movilidad sostenible. Este diagnóstico va a ser presentado el próximo 30 de septiembre de 2021. 

Acompañando. Mulleres Bicivisíbeis (Vigo)

Este proyecto del grupo de Vigo ha sido realizado en colaboración con el colectivo ecofeminista Mulleres Bicivisíbeis. Su objetivo es incrementar el uso del transporte sostenible en bici en la ciudad de Vigo. Según los datos, un 15 % de las mujeres -frente a un 5 % de los hombres- no sabe montar en bicicleta, un porcentaje que aumenta con la edad de las personas analizadas.  Así pues, para aumentar el número de personas que utilizan la bicicleta como método de transporte, se puso el foco en las mujeres. Por ello, el grupo local y el colectivo realizaron una campaña para enseñar a montar en bici a mujeres y organizaron acompañamientos en bici a mujeres, de manera que, además de incrementar el número de usuarias en la vía, se promoviese el empoderamiento de las mujeres en la vía. Por otro lado, en colaboración con el colectivo Vigo Ciclábel se han realizado una demanda de mejoras de la infraestructura ciclista.  Este proyecto se encuentra en la actualidad en fase de reformulación para hacer que tanto la diputación como el ayuntamiento asuman un programa de fomento de la movilidad ciclista para mujeres que abarque desde el aprendizaje y empoderamiento hasta a  cursos de mecánica, pero también está preparando un proceso de incidencia política para que el ayuntamiento cree una oficina de la bicicleta y redacte un plan director de la bicicleta. 

Repensar las calles (Pamplona)

A raíz de una actividad de voluntariado lanzada por el departamento de Movilización en abril de 2020, el grupo local de Pamplona decidió hacerlo proyecto territorial,. Así el objetivo del mismo es conseguir que el Ayuntamiento de Pamplona transforme las arterias principales de la ciudad para dar más protagonismo al peatón, al ciclista y al transporte urbano. Así pues, combinando estrategias de incidencia política, acciones en calle y colaboración con otros colectivos, el proyecto se proponía conseguir que el ayuntamiento realizara cambios en estas calles. Además de reuniones con el consistorio y con grupos de la oposición, el grupo local desplegaba el pasado junio una pancarta en la Cuesta de Labrit para reclamar que el corredor de esa zona de Pamplona fuera más sostenible. Se unía así la Asociación vecinal arga txantrea, Colectivo txirringudariak y Asociación SinarZubi en una iniciativa para solicitar que en la Cuesta de Labrit de la ciudad se implemente el carril bici, pero no de la manera que el Ayuntamiento ha comunicado que pretende hacer. En la actualidad, el grupo local se encuentra replanteando el proyecto territorial para ver cómo conseguir los objetivos planteados. 

¿Te animas a cambiar la movilidad de tu municipio?

Estos proyectos,  no son los únicos trabajos que están realizándose en materia de movilidad en grupos locales, dado que en las campañas de movilidad sostenible y de Hackea tu ciudad, hay  ciudades que están trabajando en este tema y, sin el impulso del voluntariado, sería imposible conseguir lo que estamos consiguiendo. Algunos ejemplos de esto pueden ser los trabajos por el grupo local de Sevilla a la hora de impulsar la zona de bajas emisiones de Sevilla, denominada Plan Respira o a las acciones y actividades que se han realizado en Madrid para intentar parar el desmantelamiento de Madrid Central.  

Esperamos que este pequeño relato de lo que están haciendo algunos grupos locales te motive a iniciar un trabajo en materia de movilidad sostenible con tu grupo local. No están todos las iniciativas de todos los grupos locales. Son sólo una muestra de la capacidad que tenemos para cambiar la movilidad de nuestras localidades. Porque el transporte representa ya la causa de contaminación más grave del estado y porque cambiar los patrones de movilidad es clave para mitigar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. ¿Te animas?