El Día Mundial de los Océanos en el Primavera Sound

elisabetta ciufegni • 27 Junio 2022

La última vez que habíamos ido al Primevera Sound de Barcelona como grupo local fue en 2019, y teníamos muchísimas ganas de volver a vivir esa experiencia desde el voluntariado.

Soy voluntaria de Greenpeace desde hace unos meses, era la tercera vez que salía a la calle con la campaña de océanos y la primera vez que iba al Primavera Sound, y seguramente esta fue la experiencia más intensa y divertida.

Vincenzo y yo llegamos al Fórum con el mítico traje de Oso, donde nos encontramos a Fernando, Marta y José Luis con agua fría para todas (muy necesario para esos días de calor insoportable).
 

Nuestro oso en el Primavera Sound

La superficie del festival es increíblemente grande, se necesita casi una hora para ir de un lado al otro, pero nuestro stand estaba ubicado entre los escenarios principales, así que veíamos pasar mucha gente.

Después de acabar de montar el stand y de hacer algunas fotos para la web, ¡empezamos con la acción! Aunque no lo parezca, soy un poco tímida, y en las dos salidas anteriores en que había participado estaba bastante nerviosa y me había costado parar a la gente para hablar del Tratado Global de los océanos. ¡Pero empezaron acercarse familias con niños y niñas, y nos lanzamos a explicar la campaña!

Había mucha gente extranjera y muchos nos decían la frase “I don’t speak Spanish”. Aunque no nos rendimos, e intentamos explicar que lo único que pedíamos era una firma. ¡Solo una firma! Una firma muy importante, ya que querer proteger al océano significa proteger a todo el mundo, no solamente la naturaleza y los animales marinos, sino también a nosotras, los seres humanos, los que realmente representan la amenaza más grande del planeta entero.

¡Y lo conseguimos! ¡Paramos a gente de todas partes! Y vimos que eran conscientes del problema y que están dispuestas a hacer algo para salvar el Planeta.

Primavera Sound 2022

Sigo siendo positiva y pienso que todos se pueden dar cuenta, así como yo me desperté y entendí que era importante no solo conocer, también pasar a la acción, “cuál esa sea, lo importante es empezar”.

Por eso creo en el trabajo que se hace en Greenpeace y en la calle, ya que el diálogo es una herramienta potente. No puedo estar más contenta de ser una #VoluntaGP para provocar un cambio a mejor en esta sociedad.

Elisabetta